Get Adobe Flash player

PROCESO PRODUCTIVO ARTESANAL

A día de hoy el proceso de producción de la alpargata ha sufrido modificaciones, pero queremos acercarte a conocer como se hacía de manera tradicional y cual ha sido la evolución en el mismo. A lo largo del proceso intervenían obreros de ambos sexos en una estricta división de funciones. Una vez cosechado el cáñamo y preparado para su transformación con el agramado, espadado y rastrillado, el primer paso correspondía a los hiladores, utilizando para ello una rueda movida a mano.

 

El  siguiente trabajo era propio de mujeres, las trenzadoras que fabrican la trenza con la que se formará la suela.

Los urdidores toman la trenza y la miden, según el tamaño futuro de la alpargata. Se ayudan de unas medidas prefijadas que están marcadas en el banco de alpargatero. Después de formar un aro con la trenza, la van llenando hasta completar la suela.

A continuación intervienen los cosedores, que cosen los diversos aros que forman la suela y que ha urdido el urdidor. En este proceso se  completa la suela y adquiere consistencia. Aquí concluye el trabajo masculino, una vez que las suelas están elaboradas, son las mujeres las que concluirán la alpargata. Las remontadoras tienen como misión unir la parte superior de la alpargata con la suela. Consta de dos partes tomo y talón; y queda cerrada por la puntera. Y por último están las traveras que eran las mujeres que ponen las cintas con las que se atan las alpargatas.

 

Hoy en día el proceso ha cambiado pero está basado en la manera tradicional y mantiene su misma filosofía. En la actualidad para la elaboración de la suela se utiliza única y exclusivamente el yute , que es la materia totalmente natural y ecológica. El urdido se continua realizando de la misma forma, a mano  y de una en una.

Antiguamente la parte de la suela que va en contacto con el suelo, no llevaba ningún tipo de protección, pero hoy en día se recubre con caucho para que la duración sea mayor. A este proceso se le llama vulcanizado.

 

Una vez está lista la suela , el trabajo pasa a las mujeres que son las encargadas de coser la lona a la suela para así dejarla lista para su utilización. Este proceso se llama remonte y es junto con el urdido las partes del proceso que menos han evolucionado, debido a que se sigue haciendo totalmente a mano.¿Quién hubiera imaginado hace sólo unos cuantos años que la alpargata podría volverse un elemento de moda indispensable en las colecciones de los grandes diseñadores de calzado? En versión clásica o en tacón , en bailarinas o en sandalias !la alpargata se posiciona como la sensación de cada verano!

Este calzado ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos y a las nuevas exigencias del mercado. El mundo de la alta costura empieza apostar por implantar nuestro producto.

Digno de mención es también el hecho de conseguir implantar en un mercado internacional cada vez más competitivo, un producto hecho a mano y con standards de calidad tan altos, todo ello respondiendo a  las expectativas del consumidor que es quien elige.

Podemos encontrar alpargatas de Cervera en entornos muy diferentes , hay una alpargata de Cervera para cada persona y para cada actividad. Siglos de experiencia, sabiduría y tradición puestos al servicio del cliente .

Son las manos expertas las que fabrican todos y cada uno de los modelos, lo que significa, que no hay dos modelos iguales.


LA ALPARGATA DE CERVERA ES UN PRODUCTOO UNICO Y EXCLUSIVO…
ES LA MODA QUE CUIDA TUS PIES